Turismo & Actividades

DESCUBRIMIENTOS Y TRADICIONES

Los encierros del 11 de noviembre
Carreras camarguesas
Festival de la Camarga y del delta
Las ferrades
El festival del caballo
Las peregrinaciones de los gitanos

ACTIVIDADES DEPORTE OCIO

Pista de tenis en el hotel
Campo de golf cerca del hotel
Recorrido en barco por el Ródano
Paseo en canoa por el Pequeño Ródano
Vela y windsurf
Paseos en bicicleta

LOS PÁJAROS Y EL PARQUE ORNITOLÓGICO

Como todas las zonas húmedas, la Camarga acoge y sirve de resguardo a innumerables especies animales, especialmente de pájaros.
Su situación mediana en el hemisferio norte la convierte de forma natural en una parada en la migración de muchos pájaros.

El parque ornitológico, abierto todo el año, le propone descubrir y acercarse a numerosas especies de la Camarga: el flamenco rosa, la grulla común o la garceta.…
Existen numerosos puntos distribuidos por todo el parque para la observación de los pájaros. Es todo un placer descubrirlos en la intimidad de su hábitat sin intervenir en su libertad.

LA PLAYA & LA RESERVA

La Camarga se extiende sobre 145.300 ha, entre le golfo de Aigues-Mortes y el golfo de Fos, en forma de delta triangular con 80 km de orilla arenosa orientada de este a oeste en que el mar representa la base. Su arteria central, el Ródano, se divide en dos ramas: el Gran Ródano, que drena el 85% de las aguas, y el Pequeño Ródano, que tan solo drena un 15% y tiende a llenarse de arena en su desembocadura, cerca de Saintes-Maries-de-la-mer. Estos dos brazos dividen la Camarga en tres sectores:
– el sector occidental o «Petite Camargue»,
– el sector central o «Grande Camargue», llamado también «Île de la Camargue»,
– el sector oriental o «Plan du Bourg».

CONOCER A LA CAMARGA

Un ecosistema único
La Camarga, situada en la desembocadura del Ródano, es un vasto delta de 1.400 km2 distinguido en Europa por la riqueza biológica de sus ecosistemas. Su papel como espacio vital para la fauna aviar lo ha dotado de reconocimiento internacional. En 1927, se creó la Reserva Nacional de la Camarga.

El caballo Camargue

El caballo Camargue está presente en todo el delta del Ródano desde la noche de los tiempos. Sus cualidades: Se trata de un caballo resistente, franco y rústico. Su suavidad, manejabilidad y vivacidad bajo la silla lo convierten en un caballo polivalente tanto para el deporte como para el ocio.

El toro

Luce un vestido negro reluciente y sus cuernos en forma de lira o de vaso muy elevado. Es la única raza europea considerada todavía como salvaje, llamada «brava». Los manadiers, criadores de manadas de toros, velan por su crianza con la ayuda de los gardians, los vaqueros.

Saintes-Maries

Saintes-Maries-de-la-Mer, llamado así desde 1838, debe su nombre a una leyenda. Poco después de la muerte de Cristo, María Jacobé, la hermana de la Santa Virgen, María Salomé y su sirvienta Sara fueron abandonadas sin víveres en una barca sin vela ni piloto en la costa de Judea. El milagro quiso que la embarcación llevara a sus pasajeras sanas y salvas a las orillas del delta.

La Camarga por Hubert Nyssen

LA CAMARGA, UNA FRESCA No hay nada más engañoso que una región llana y la Camarga no iba a ser una excepción. Porque, del Delta, podríamos contar unas cuantas historias… Cogida por unas tenazas entre las piernas del Ródano llegado de los glaciares alpinos, la Camarga se entrega a éste cuando no se deja llevar por el mar. Con los vientos de por medio; el mistral, la tramontana y el marino que revuelven el vestido y las enaguas de la Arlesiana. Desde entonces, por sus maneras y sus caprichos, sus sombras y sus luces, con su corte de caballos blancos, de toros negros y flamencos rosas, esta fresca excita a unos enfurece a otros porque todos la ven como una presa. Así maneja a los que creen poseerla contra los que pretenden desearla, a los traperos aprovechados contra los rousistas de tres al cuarto, a los sedentarios de uniforme contra los nómadas sobre cuatro ruedas, a los anticuarios de la política contra los profetas de la ecología. Y, a veces, incluso a los etimologistas entre sí, insula camarigas contra camarticas. Tierra de delitos eróticos e infracciones sentimentales, la Camarga es así el teatro de misteriosos tumultos al que el fotógrafo ha intentado sorprender. Hubert NYSSEN

Shares 0